Yo no concilio

Esta semana ha dado la casualidad de que he leído y escuchado varias noticias referentes a la conciliación laboral-familiar. Aún no estoy trabajando, pero me he metido de lleno en el estudio así que hago casi una jornada completa entre ir y venir de la academia todos los días y mis consiguientes horas de “hincamiento de codos”. Así que conciliar, lo que se dice conciliar, poco. 

Tenemos la grandísima ayuda de la familia política que nos cuidan a la hija-en-prácticas durante la semana, incluso durmiendo varios días en su casa para que la mami-en-prácticas pueda dormir y rendir al día siguiente. Y aun así, parece que no hacemos las cosas bien. O es mi sensación, vaya! En ocasiones me asalta la culpabilidad de estar perdiéndome muchas cosas de la infancia de mi pitufa. El hecho de que se soltara definitivamente a andar en casa de los abuelos-en-prácticas ha sido para mi como un estigma que llevo encima. Que allí duerma del tirón, o se acabe la papilla… Pequeños logros en los que NO estoy presente. 

Y entonces pienso en todas las mamas y papas que por sus jornadas, porque no tengan ayuda familiar u otros motivos, no puedan pasar con sus enanos esos momentos tan importantes. 

Qué difícil es ser mamá hoy en día!!!!!



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s